LO QUE NO VES (y no te preguntas): Detrás del resultado del Unschooling

Comparte el Amor
  • 22
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    22
    Shares

Hace unos meses estuve muy activa dentro de algunos grupos de desescolarización. Cómo creé este blog para ir comentando lo más común que siempre me preguntan y tengo toda una cuenta de Instagram para que las familias vayan viendo los resultados, yo sólo les pasaba el link de ambos luego de alguna introducción y me ahorraba mucha explicación repetida.

Cómo mi información estuvo expuesta a un gran número de personas los mensajes privados con preguntas fueron la orden del día. La mayoría de las consultas eran las mismas preguntas que están en el blog. Otras se dio la dinámica de ahondar más y revisar varios casos y despejar dudas.

Resultado del Unschooling

Luego de media semana muy activa pude dar con la dificultad que tiene la mayoría de las familias a la hora de integrar el unschooling a sus vidas

Luego de media semana muy activa pude dar con la dificultad que tiene la mayoría de las familias a la hora de integrar el unschooling a sus vidas: Los que nos atrevemos a hacer público nuestro proceso sólo colocamos los resultados y los resultados son el 10% del proceso que lleva cualquier disciplina que nos propongamos.

Cuando les comentaba que el primer paso para que un niño pueda ser autónomo es dejar que se aburra todos los padres me decían lo mismo: “Yo conozco a mis hijos, no son como los tuyos, si los dejo hacer lo que quieran estarían todo el día jugando computadora y viendo YouTube”. TODAS las personas haríamos algo similar, no es que mis hijos no hicieron eso o nosotros mismos como adultos no lo hagamos también. Los niños son seres humanos y les pasan las mismas cosas que a nosotros, ¿o es que al inicio de unas vacaciones de nuestra rutina lo primero que hacemos es tomar nuestro trabajo para ver qué cosa nueva aprendemos? o más bien pensamos como recargar baterias, hacer algo que no requiera mucho esfuerzo y divertirnos. Los chicos no son distintos.

Desescolarizar a los adultos primero

Tenemos el cerebro escolarizado y somos muy duros con nosotros, con los niños y con muchas circunstancias. Y entonces empiezan las comparaciones, las competencias y las estructuras. Ser Unschooler requiere de un estructura, no es que no la tenga, solo que no es la estructura de la escuela. Su rigidez radica en la disciplina y el hábito, su flexibilidad en el conocimiento.

Poner límites, decir “NO” a abusos de parte de los niños y hacerles saber exactamente la acción en la que están incurriendo no es tarea sencilla y mucho menos agradable.

Poner límites, decir “NO” a abusos de parte de los niños y hacerles saber exactamente la acción en la que están incurriendo no es tarea sencilla y mucho menos agradable, que se haga desde el amor no quiere decir que se deje pasar. Y es que la vida tiene muchos matices y nada es bueno o malo, podría ser en dado caso agradable o desagradable si se quiere colocar una unidad de medida a lo subjetivo e intangible como es la apreciación humana.

zapatos

Refuerzos Positivos que son Negativos

Supongo que es parte de lo que queda en mi cerebro escolarizado el sólo colocar casos de éxito en mi instagram y es que la verdad no dan ganas de tener cerca un teléfono a la hora de estar molestos o exponer a los niños en un momento de vulnerabilidad, de hecho e intentado captar algún momento desagradable reciente y mis hijos me pidieron que no lo publicara y respeté su decisión, ellos ven cada foto que subo y algunas de las fotos me la piden ellos que las suba.

Entonces decidí traerles este escrito, para que sepan que detrás de cada foto feliz hay meses, semanas, días y a veces años de dudas, alegrías, miedo, revelación, temores, esperanzas y de molestias

Mucho ensayo y error y muchos perdones entre todos: yo con mis hijos, mis hijos conmigo, yo conmigo misma y ellos consigo mismos.

Muchos fantasmas aparecían en cada acción que tomaba al iniciar este proceso, porque es un proceso familiar. Años más tarde (ya casi cuatro desde que lo vengo planificando y más de dos desde que lo practicamos formalmente) ya estoy mucho más segura que éste es el camino que más le conviene a mi familia, de hecho, pasa que ya puedo ver frutos que me dan la razón de que el resultado iba a ser lo que esperaba y a veces excede mis expectativas.

Confianza y Paciencia

Pero eso no siempre fue así. No siempre tuve esta confianza en mis capacidades, no sé si se me hizo más sencillo el que siempre he tenido la certeza que cuando nacemos somos perfectos y que es la sociedad la que con sus normas arbitrarias nos hace perder la esencia, entonces desde el día 1 confié en las capacidades de mis hijos y por eso desde sus inicios tuve la humildad de aprender de ellos.

Mi batalla era (y es) conmigo misma, lo dura que puedo ser conmigo y como lo reflejo en los demás.

Por eso invito a los adultos que estamos involucrados en la desescolarización a que seamos más transparentes, que escribamos más sobre nuestros errores y acompañemos a las nuevas familias desescolarizadas.

Por eso invito a los adultos que estamos involucrados en la desescolarización a que seamos más transparentes, que escribamos más sobre nuestros errores y acompañemos a las nuevas familias desescolarizadas.

 Que dejemos también de ser tan duros con nosotros mismos y por ende tan escolarizados con las expectativas hacia las metas de nuestros hijos.

Primero desescolarízate tu y abraza el unschooling como un proceso familiar y no como un tipo de educación para tus hijos. Luego vive, ten paciencia y confianza.

También te Interesa


Comparte el Amor
  • 22
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    22
    Shares

  7 comentarios en “LO QUE NO VES (y no te preguntas): Detrás del resultado del Unschooling

  1. diciembre 1, 2016 a las 6:34 am

    Ahhh qué magnífico post, Moni!!! Me hacía falta leer algo así porque últimamente.
    “Ser Unschooler requiere de un estructura, no es que no la tenga, solo que no es la estructura de la escuela.” Una frase que me voy a pegar en la heladera porque siempre que dije algo semejante me sentí muy juzgada desde el propio colectivo unschooler.
    Lo más difícil es entender realmente qué es el unschooling, veo que no muchos lo confunden con dejar que los niños hagan lo que se les venga en gana, sin normas, sin reglas, sin NADA!
    Yo misma estuve al menos 2 años y medio entendiendo muy mal la filosofía del unschooling, y recién ahora siento que lo aplico con satisfacción.
    El tema de no mostrar errores creo que también puede darse por el miedo. Vivimos sometidos a la mirada ajena que muchas veces está esperando que nos equivoquemos para echarnos a la cara el “Aha! te lo dije!” y por eso estimo que al momento de mostrar se filtra mucho.
    Uno agarra cualquier instagram de familias que educan en casa y parece que todo es una perfección impoluta de cómo es el día a día.

    • diciembre 1, 2016 a las 6:37 am

      Ay Moni! por escribir rápido puse cualquier cosa. La primera frase me quedó chueca jjaja quería decir “Me hacía falta leer algo así porque últimamente he pensado mucho en mis propios errores” y veo que muchos lo confunden
      Comprenderás que son las 3:37 am y recién me levanto jajajaja tipeo dormida aún.

      • diciembre 1, 2016 a las 4:55 pm

        Gracias por la aclaratoria, jajajajajaja, confieso que si me pareció raro.

        Queremos ayudar a nuestros hijos a tener pensamiento crítico y sin disciplina solo van a tener un graaan número de buenas ideas sin concretar, que si, que parte del pensamiento crítico es también decidir cuales no concretar porque en el camino te das cuenta que son absurdas. Y si no se tiene un parámetro se hace más difícil hacer una proyección y por ende hacer uso completo del criterio. Entonces tendremos unos genios revueltos que podrían usar sus maravillosos dones para la destrucción del planeta.

        El unschooling saca todos nuestros dones y los pule a su máxima eficiencia, la disciplina te da la sabiduría para hacer algo útil con esa herramienta.

  2. diciembre 1, 2016 a las 12:05 pm

    Que lindo esto! te conozco por Paula (la de aquí arribita jajajaja). La verdad es que a veces da a pensar que cuando uno busca la solución impoluta como dice Pau, o cuando se persigue la receta mágica, se esta de una forma u otra buscando el mismo efectivismo que se busca en la escuela, y a decir verdad, en la sociedad en general.

    Ya conocerás más mi historia, pero a nosotras, el homescholing o unschooling, nos sirvió justamente para soltar cosas, sobre todo, presiones. Aunque quedan muchísimas. Pero aún estando en el sistema educativo, la mirada tanto mía como de mi hija, a cambiado radicalmente.
    Mi filosofía se va formando de a poco podría decir, tomando y dejando lo que me parece. Y cómo cuesta cada pequeño cambio, hacerlo realidad y sostenerlo. Pero vale la pena!
    Saludines!

    • diciembre 1, 2016 a las 4:47 pm

      Tal cual eso de la fórmula mágica, es normal que el primer acercamiento del nuevo padre unschooler es que le des las pautas de forma escolarizada y molestarse porque su hijo aún no es independiente.

      Ahora estoy preparando con los chicos algo llamado “asignaciones de la semana” y es que les dejo tres hojitas sobre la mesa del comedor los lunes con tres temas distintos que desarrollar, personalizado con preguntas para cada uno según los intereses de cada uno y les digo que quiero el producto final a las 6pm del domingo y el lunes temprano nos reunimos a hablar sobre su experiencia y a compartir conocimientos.. Ya llevamos dos semanas y la cosa va caminando. Ya les contaré.

      Esa es la estructura que se me ocurrió según la personalidad de la familia, como bien dices, no hay receta mágica, la vas forjando y tampoco es estática, creemos en los ciclos. Al fin y al cabo, para eso decidimos ser partícipes de la educación de nuestros hijos. Porque creemos en la personalización llevada al bien comunitario.

  3. claudia
    diciembre 23, 2016 a las 2:32 pm

    Hola! Muy padre tu post. Quisiera pedirte algunos consejos, pues comienzo en este camino, tengo una nila de 5 y una de 3 y quiero que seamos una familia unschooler… y la verdad estoy llena de miedos pues no se si sabre hacerlo bien y en verdad ayudar amis hijas a recorrer el mejor camino para la felicidad. Aveces me lleno de dudas y pienso en avandonar mi idea de desescolarizar pero la vuelvo a retomar y estoy en ese sube y baja. Gracias

    • diciembre 23, 2016 a las 7:49 pm

      La primera pista que estás preparada es que dudes, porque el camino no es sencillo y el trabajo interno es profundo, el que esté seguro a priori no sabe en lo que se está metiendo.

      El unschooling tiene resultados maravillosos y es ese cuadro disney el que siempre mostramos solo que detrás hay mucho andado que uno no sabe expresar. Hay un montón de ensayo y error ya que ninguna familia es igual.

      Si quieres pásate por el post de las asignaciones para que veas que a veces las cosas no resultan ni cerca a lo que planificaste y que aún así podemos ver un resultado positivo.

      Otro post que te recomiendo es el de las consecuencias naturales y el de los límites. Ya con eso tienes para darte una idea del mega trabajo interno que trae consigo ser una familia unschooler.

      Para mi es clave en el unschooling dos cosas: PACIENCIA y CONFIANZA.

      ¡Un abrazo y bienvenida!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *