Del Homeschooling al Unschooling sin morir en el intento

Comparte el Amor
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Paseando por la net me topé con este maravilloso y completo post del blog «Es Fácil ser Verde«, que habla de ese gran salto desde cualquier sistema educativo hacia el unschooling, les comparto una parte del mismo, para leerlo completo pueden ir al blog.

Así que he decidido dejar unos pasos para lograrlo de manera tranquila y sin presiones.

1. Para ser familia unschooler es necesario primero que los padres se sacudan lo aprendido respecto a la educación. Busca sobre “Aprendizaje por experiencia de Kolb”, aprende sobre el cómo se da el aprendizaje, cómo lo cotidiano tiene un potencial impresionante, cómo surgen en el día a día las posibilidades de aprender, sin más. Saber sobre todo lo anterior te ayudará a estar tranquilo y sentirte seguro con respecto a lo que sucede a nivel cognitivo en tus hijos.

2. Confía en tus instintos y también en tus hijos. Ser padres no es cosa sencilla, pero creo firmemente que hay algo que se desarrolla en silencio cuando nos convertimos en padres, ese instinto que te dice cuando algo va mal, ese cosquilleo que te pone atento cuando existe una situación de peligro, ese no se qué que te despierta de noche, supuestamente de la nada, para descubrir que a tu hijo le a subido la temperatura; eso es instinto paternal y todos lo tenemos. Debemos reconectarnos con ello, nuestros hijos cuentan con nosotros y sólo nosotros sabremos al cien por ciento qué es lo mejor para ellos. Ese temor que siente respecto al unschooling no es en vano, es un llamado natural, te habla de que ESTO NO ES FÁCIL, nadie jamás lo ha dicho y cuidado, porque el unschooling puede prestarse para descuidar a nuestros hijos. ¿Eso nadie te lo había dicho? ¿cierto? pues no es más que la verdad. Necesitas estas consciente de que tus hijos TE NECESITAN todo el tiempo atento, todo el tiempo presente, siempre a su lado, siempre, siempre, siempre. Es un trabajo muy cansado, pero hermoso y los resultados son lo mejor. ¡Cuidado con el Unschooling! que no lleven un currículo, no quiere decir que no hacen nada.

Ahora bien, nuestros hijos. Confía en ellos, todos nacimos con la capacidad y las habilidades necesarias para adquirir conocimientos. Desde temprana edad los niños comenzar por explorar. Debes recordar los primeros meses, donde literalmente ponen a prueba sus sentidos, todo tocan, todo lo llevan a la boca, todo observan, todo huelen, los sonidos les atraen. Así es como aprenden, así es como se apropian de su entorno y comienzan la construcción de su identidad; conocen sus límites (los jalones de cabello, las mordidas y golpes son eso). Llega un momento en que de alguna manera nosotros, los padres, podemos detener esos procesos naturales de aprendizaje ¿cómo? imponiendo, no permitiendo el juego libre o limitándolo, diciendo NO para todo, en lugar de ofrecer otras opciones. Confía en tus hijos, ellos aprenden, ellos de verdad que conocen el camino, nacieron con ello, tienen la capacidad de aprender. Obsérvales de cerca, no te apartes.

3. Deja a un lado tus currículos, da de baja las escuelas online y tómense unas vacaciones. Tomen este tiempo para conocerse, para encontrar en familia sus intereses, para conversar, para reflexionar, para jugar, para caminar en silencio, para “perder el tiempo” si lo quieres llamar así. Deja que tu instinto paternal te dirija, date un tiempo para meditar, nada complicado, siéntate en un espacio tranquilo y conéctate con tus sentidos, escucha, observa, huele, siente, respira hondo muy hondo y relájate. Date ese permiso, porque, te cuento que para que esta transición se de de manera tranquila y natural tendrás que comenzar por ti. Si tu estás tranquilo, relajado y consciente del rumbo que estás por tomar, eso se reflejará en la vida de tus hijos y ellos también vivirán esta transición tranquilos y relajados. No mueras en el intento, esto es clave para pasar del homeschooling al unschooling. El unschooling se basa en eso, es un estilo de vida relajado y sin presiones, el inicio debe ser igual.

4. Listo, no he dicho más de lo que necesitas para cambiar de rumbo, del homeschooling al unschooling.

Si aún no te convence entrar de lleno, tal cual lo describo en los pasos anteriores, no te preocupes. Todo en la vida es un proceso, tu proceso puede requerir de más tiempo, o de un comienzo un poco más organizado. Puedes comenzar por planear experiencias de aprendizaje, sin imposiciones, es mejor proponer. Las propuestas son actividades que sugieres a tus hijos, pensadas por ti o en conjunto con ellos y organizadas por ambos, incluso puedes separarlo por “áreas de aprendizaje” según sus intereses. Por ejemplo, si está interesado en la naturaleza, puedes organizar una salida al parque y buscar distintos tipos de árboles o arbustos para luego crear un pequeño libro sobre las plantas de tu comunidad. Eso es una experiencia de aprendizaje que promueve el desarrollo de habilidades de investigación, pensamiento, comunicación y demás. Una experiencia significativa y enriquecedora.

Siguiendo los anteriores pasos, tendrás una transición tranquila y sin morir en el intento.

Leo constantemente en los grupos sobre homeschooling a padres preocupados porque sus hijos de 4-5 años aún no leen bien, porque no creen estar haciendo bien su “trabajo” como educadores en casa, porque no saben si es así como debieran sus hijos aprender, porque no tienen ni idea de cómo “enseñar” a sus hijos sobre física; madres que con sólo leerlas puedo ver sus lágrimas de ansiedad y estrés. Comprendo plenamente que no es fácil digerir que te encargarás de la educación de tus hijos en todo sentido, en cada área de su desarrollo y claro los resultados de eso serán por completo responsabilidad de los padres, de nadie más, no habrá maestros a quienes culpar o malos métodos de enseñanza-aprendizaje que reprochar. Será por completo nuestra responsabilidad y eso PESA. Sin embargo, puedo decirte que estás en el camino correcto, lo escribí antes y lo dejaré aquí de nuevo por que lo creo importante: “Nadie jamás dijo que esto era fácil”. Aún así, sabes que cuentas conmigo para ello, tienes en mí una compañera de aventura, de verdad, no me molesta recibir tus dudas, para nada me quitas tiempo, te responderé cuando mis ocupaciones y mis hijos me den permiso, pero ten por seguro que puedes contar conmigo.

Espero lo hayas disfrutado como yo, me sentí completamente identificada con cada paso… ¿estás pasando por el mismo proceso? ¿Necesitas apoyo para empezar? Comparte tus experiencias con nosotros.


Comparte el Amor
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *