¿Conoces las consecuencias naturales? Te cuento sus beneficios

Comparte el Amor
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares

El ser humano se caracteriza porque puede desarrollar todo tipo de conductas dependiendo de las circunstancias en que se desarrollan. Estas se van forjando a medida que vamos teniendo experencias agradables y desagradables. ¿Sabías que las recompensas y castigos hacen esa función de manera externa y las consecuencias naturales de manera interna?. Te cuento sus beneficios.

En este post te hablaré de tres cosas: castigos, recompensas y consecuencias naturales. Enfocándome en las consecuencias naturales ¿sabes diferenciarlas?

Puedes echarle un vistazo al post sobre castigos  y otro sobre recompensas para tener ejemplos y una visión más detallada al respecto.

Nos han criado bajo la premisa de recibir algo agradable si hacemos exactamente lo que otros dicen: padres, maestros, abuelos y a medida que crecemos amigos, parejas, jefes; y por lo contrario a recibir algo que no nos gusta si no lo hacemos. Entonces las motivaciones dejan de ser internas y empiezan a girar entorno del ambiente y de intereses externos que en algunos casos son muy distintas a nuestras pasiones. Dejamos de ver la causalidad natural de las cosas y empezamos a movernos por medio del miedo y no de las consecuencias; por consiguiente dejamos de ser conscientes de nuestro comportamiento y se hace cada vez más difícil responsabilizarnos por nuestras acciones. Todo esto empieza cuando somos niños y repercute cuando somos mayores.

 ¿Qué hacer?

Lo primero que hay que hacer es saber qué es castigo, recompensa y consecuencia

  • Castigo: Pena que se impone a la persona que ha tenido un mal comportamiento.
  • Recompensa: Incentivo para la realización de una tarea a alguien más.
  • Consecuencia: Suceso que deviene de otro suceso.

Lo segundo es saber diferenciarlos

El sentido de la responsabilidad es algo que se va adquiriendo conforme se nos van presentando un cúmulo de compromisos, intereses, acciones tanto sociales como personales y siendo padres podemos acompañar de manera asertiva este proceso mostrándole al niño la consecuencia natural que puede ocurrir al hacer cualquier acción, independinetemente si esta tiene un resultado agradable o desagradable.

“Al terminar de comer hay que lavar los platos”

De los innumerables resultados que puede producir este enunciado, te voy a enumerar 3:

  • El niño te dará su plato para lavarlo, desde los 3 años ya el niño está en capacidad de lavarse sus artículos de comer, entonces le puedes señalar que cada uno lavará el suyo. Te preguntarás cómo se le va a inculcar al niño colaboración si cada uno se lava sus cosas y te respondo con que primero cada quien tiene que forjarse su propia responsabilidad para poder formar una comunidad sana, entonces una vez que el niño ya aprendió a hacerlo sin necesidad de recordarle que lo debe hacer, allí sabrás que es hora de ir probando con la colaboración, en algunos casos esta transición es natural, pero no pasa nada si no lo es. Esta es la razón fundamental que si educas por medio de consecuencias naturales, pero quieres empezar por la colaboración grupal, te frustres por no ver resultados: empieza por la responsabilidad del individuo, luego expandes.

  • El niño te pregunta ¿por qué? y tu le respondes que porque si no los lava no tendrá dónde comer y estará sucio cuando lo quieras usar. El niño puede o no lavarlo, el aprendizaje estará en que te cuides que esta consecuencia natural sea cumplida: no le lavas su plato. En la próxima comida todos se sientan a la mesa y aún el plato vacío y sucio está en la platera y el niño preguntará dónde está su plato y le señalarás que sigue sucio, que puede decidir comer en él sucio o lavarlo y luego podrás servirle o si está más grande que él mismo se sirva.

  • El niño lava su plato, punto final. Con las consecuencias naturales se aprende más cuando la decisión tomada no tiene que ver con lo que naturalmente pasaría.

Una clave para acompañar a tu hijo a aprender sobre las consecuencias naturales es que te imagines qué pasaría con él de tu no estar allí, porque al recompensar o castigar estás creando falsas expectativas sobre la realidad, porque hasta ahora no me ha pasado que por lavar los platos me teletransporto a un parque al terminar o que si no los lavo dejo de ir a una fiesta, es muy probable que vaya a la fiesta y los platos sigan sucios esperando mi retorno.

Decidí dividir en tres este tema, ya que es muy amplio, en este te hablo sobre las consecuencias naturales, en otros dos te hablaré sobre los castigos y las recomepnsas.

Ayudémonos todos a tener un planeta con más coherencia, con menos artimañas y que sea mucho más natural. Ayúdame a lograrlo compartiendo este artículo.

También te Interesa


Comparte el Amor
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    2
    Shares

  1 comentario en “¿Conoces las consecuencias naturales? Te cuento sus beneficios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *