MoniDragón

Tercera Dimensión: el cajón o recipiente en el que elegimos estar

El cuerpo de tercera dimensión es material, está lleno de sentimientos inconclusos y un cúmulo de interrogantes. Estas interrogantes no se manifiestan hasta que no empiezan los dolores de parto o cuarta dimensión. Eso es tema para otro artículo, cuando te explique en profundidad sobre la cuarta dimensión; lindo puente que nos lleva a extremos insospechados. Por ahora, nos centraremos en la Tercera Dimensión.

En mi primer libro, Minu: Narraciones de una Escribana, te explico cómo transitamos la tercera dimensión. Lo hago desde un ejercicio práctico de 100 páginas acompañando a nuestra protagonista a través de varias facetas que se van desenvolviendo en un sólo escenario. A medida que se va a acercando al final, las dimensiones ya no están tan separadas. 

En este artículo te voy a explicar la parte teórica del ejercicio práctico que acabas o estas por hacer. Da igual si me buscaste por las redes para saber el significado de Minu la trilogía o si estás buscando información para comprarlo. Pre, post o durante tu lectura, este es el esqueleto de Minu 1, ya luego tu le colocas la carne, ropa y personalidad a tu relato. No hay un sólo spoiler en este artículo.

Tercera Dimensión

Cuando el planeta tierra se creó, lo hizo con un fenómeno que amenaza (en presente) el balance meta estable de toda la galaxia. Muchos grupos de investigadores y viajeros llegaron a ella con la finalidad de estudiar el cómo solucionar este fenómeno. Estos investigadores pertenecían a un grupo bien delimitado de científicos planetarios. Por otro lado, existe otro grupo que está a la espera del primer grupo a que culmine sus investigaciones para eliminar por completo el planeta y no poner en peligro al resto si no se encuentra una solución.

Esta dualidad sobre el destino del planeta ha dictado siempre el rumbo del mismo. El fenómeno en su núcleo distorsiona gravemente la intención y el propósito de ambos bandos. A priori, si eres humano, y estás transitando la tercera dimensión o vas y vienes entre ellas habrás pensado que estos bandos son buenos contra malos.

No es así. Ambos bandos son neutrales, movidos por el mismo amor distinta perspectiva: el amor a todos desde el beneficio de la duda y el sacrificio posible; y el amor a la comunidad por encima de la protección individual. 

Ambos bandos entienden lo que mueve al otro y por esto tienen convenido el agotar un núimero de intentos por solucionar el fenómeno antes que el otro equipo accione y sólo lo hará de ser necesario.

La tierra no es el primer planeta con esta anomalía y definitivamente no será el último. Por esto el grupo de investigadores que desean eliminar el problema son pacientes e incluso entusiastas de ver si el grupo de estudio consigue una solución permanente.

El recipiente en el que elegimos estar

Muchas veces se intentó con una estrategia muy informada el venir a investigar, pero la anomalía distorsionaba las intenciones y las emociones disfrazadas no permitían seguir con la investigación. La dualidad de saber el propósito de la misión y al entrar distorsionarse hacía que los investigadores se perdieran y se volcaran en contra de su propio propósito.

Incansables por mejorar la metodología en cada intento, siguieron simulando de manera segura distintas combinaciones de probabilidades. Luego de un experimento de átomos en caos se dieron cuenta que estas se organizaban si el magnetismo externo iba aumentando en un número muy gradual y controlado. Se decidió entonces replicar este método en la tierra con los viajeros que fueran a investigar. Aquí es cuando entramos nosotros.

Organizaron un gran número de patrones convertidos en roles y piezas organizables. Los patrones son tan diversos que la anomalía las distorsiona como libre albedrío o individualidad. La tierra es 100% determinista. Y es tan poético, que es determinista sumida en caos. El resultado de la raza humana no puede ser otro más que fascinante.

La primera condición que nos protege de la distorsión es la desconexión total de nuestro propósito, el ir creciendo en conjunto con la tierra y así se va normalizando la radiación de la anomalía, pudiendo entrar de manera sutil al caos.

Cada uno de estos patrones comprende personalidad, línea del tiempo y acertijos a resolver para finalmente encajar en una cura o al menos volver con mejor información. A medida que el magnetismo externo va aumentando, la dualidad se va desdibujando y somos capaces de ver en otras dimensiones.

Entonces elegimos quienes seremos, cuál es nuestro rol y nuestros acertijos. Somos disminuídos a una sóla célula que se va alimentando del fenómeno y olvidamos para convertirnos en humanos. Oriundos de la tierra, raza diseñada sólo para este planeta.

Minu: Narraciones de Una Escribana

Minu 1: Narraciones de Una Escribana, es el único libro de la saga que está escrita dentro de un universo prefabricado: “The Elder Scrolls”, ya que el ejercicio necesitaba un patrón, una línea de tiempo y un acertijo. Un receptáculo o recipiente donde tener forma en este mundo.

Ya luego las otras dos dimensiones o libros, tienen su propia vida, ya no necesitan el sostén y protección. Se inicia el recordar el propósito y el viaje de vuelta a casa. Con cura o información para avanzar, ambos resultados se consideran una victoria.

Te invito, si no lo has hecho aún a atreverte a pasar por este proceso de manera acompañada, ya que el magnetismo aumenta y las vibraciones son cada vez más evidentes.Te ofrezco esta herramienta para que no te sientas en soledad. La multidimensionalidad es inminmente.

Obtén la trilogía o cada libro por separado desde cualquier parte del planeta, en español o en inglés, en físico o digital

Trilogía Minu

Con este prólogo se concluye la explicación que mueve la creación del cuadernillo de ejercicios que representa Minu: Narraciones de Una Escribana y su relación con la Tercera Dimensión

¡Inicia Tu Viaje!

TAMBIÉN PUEDES LEER:

  1. febrero 3, 2022 - Responder

    […] nuestro transitar en la Tercera Dimensión se ha basado en entender y disfrutar del libre albedrío. Paradójicamente, desde 2012 repetimos […]

  2. febrero 3, 2022 - Responder

    […] la Cuarta Dimensión se habla poco, siempre escuchamos hablar de la Tercera Dimensión y de cómo pasar a la Quinta Dimensión. Omitir este gran puente entre ambas dimensiones es un […]