De cuando descubrí que no era solo Mónica

Unidos en la semejanza de ser diferentes, constantes en permanecer cambiando. ¿Vida y Paradoja serán sinónimos?.

Según las dos premisas que inician mi escrito, filosofar sobre el propósito de nuestras vidas puede ser tan amplio como la multiplicación de pensamientos por ser viviente de nuestro planeta por día transcurrido. ¿Qué nos entrelaza? ¿Qué se extrae del fondo en la mina de las aspiraciones?, ya sólo el número 42 no es suficiente (los geeks sonrieron, los que no googlear “42”), por eso me atrevo a replantear la pregunta, me atreví a entretejer una avalancha de información entre ciencia ficción, realidad y fantasía; porque si la vida es una paradoja no puede haber otra forma.

Luego de innumerables alquimias y malabares, sólo quedó puro un extracto de fantasía:

Michael Ende a través del maravilloso Graógraman nos brinda una frase compleja: “Desde el momento en que le diste su nombre, señor, existió desde siempre”. Somos creadores de una “Aserción inverosímil o absurda, que se presenta con apariencias de verdadera” (Rae dixit), por eso somos dueños de la verdad, somos dueños de nuestras decisiones y el sentido común es una fantasía que otro nombró por nosotros, el sentido común no existe, pero existió desde siempre. Desde que decidí llamarlo armonía, volvió a existir, desde que aprendí a usar mi super poder de nombrar las cosas me adueñé de la razón, me volví perfecta en un desierto que vuelve a crearse cada mañana y mi perfección muere y vive con el inicio y el fin de ese inmenso desierto de colores.

Me volví Graógraman hasta que vuelva a nombrarme, soy un Gato-Dragón. El mundo será lo que decidas, el mundo será lo que desees, sólo tienes que nombrarlo ¿Qué es para ti el mundo? Para mi el mundo en esta era es una gran puerta, con un gran puente, un inmenso transitar hacia otra era, una transición hacia otros pensamientos, otras dimensiones y su activo más preciado es el ser humano. En retrospectiva eso es exactamente lo que ha sido mi vida, un constante transitar hacia un destino que voy creando a mi antojo y del que siempre he tenido control, incluso cuando lo tuvieron terceros: decidí hacerlo.

A Fantasía lo consume la nada, pero su historia es interminable. No es tarde para nombrar tu mundo, no es tarde para decidir retomar el control de tu verdad, de tu razón, de tu perfección. La vida es lo que decides que sea y del color que tu perfección creó esta mañana, porque “Desde el momento en que le diste su nombre, señor, existió desde siempre”. El regalo de hoy es recordarte tu super poder, es recordarte la paradoja de la vida o la vida de nuestra paradoja, sólo tú decides y le pasa exactamente igual al resto, es nuestra semejanza diferente, que a su vez permanece cambiando. ¿Qué se extrae del fondo en la mina de las aspiraciones? Desear, soñar. Crear, decidir.

Lee También

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *