¿Qué es el éxito? y… ¿Realmente importa? SIGUE LEYENDO

Con el boom de chicos de 20 a 30 años teniendo éxito en esta era, la presión que tiene esta palabra ha crecido exponencialmente en el tiempo.

El éxito

De hecho, se ha ido transformando según la cultura de cada familia de lengua, es decir, si buscamos la definición cruda de ÉXITO en cualquier diccionario de lengua sajona, esta nos dirá que el éxito:

  • Radica en conseguir bienestar, fama y/o respeto.
  • El resultado correcto o deseado de un intento.


Por otro lado, están los diccionarios de lenguas romances y la cosa cambia un poco de enfoque:

  • Resultado feliz de un negocio, actuación, etc.
  • Buena aceptación que tiene alguien o algo.
  • Fin o terminación de un negocio o asunto.

Para el anglo parlante el éxito es algo cotidiano y se extiende a todo ámbito en la vida, mientras que para el latino viene relacionado con los negocios. Ambos tienen en común que es la recompensa por lograr un estímulo externo a nosotros.

Cuando piensas en alguien exitoso ¿qué es lo primero que te salta a la mente? yates, autos lujosos, comfort, una vida de empresario famoso que sabe como administrar el dinero: “¡Esa es una persona exitosa!” dirás.

Lee esta historia y me cuentas si sigues pensando lo mismo:

Un Empresario estaba en el muelle de un pueblo costero cuando llegó un bote pequeño con un solo pescador. Dentro del bote había varios atunes amarillos de buen tamaño.El empresario elogió al pescador por la calidad del pescado y le preguntó cuánto tiempo le había tomado pescarlos.

El pescador respondió que solo un poco de tiempo.El Empresario luego le preguntó por que no permanecía más tiempo y sacaba más pescado.El pescador le dijo que tenía lo suficiente para satisfacer las necesidades inmediatas de su familia.

El Empresario luego preguntó,¿pero qué hace usted con el resto de su tiempo.El pescador dijo, ” duermo hasta tarde, pesco un poco, juego con mis hijos, hago siestas con mi esposa María, me voy todas las noches al pueblo donde tomo ron y toco guitarra con mis amigos “.

Tengo una vida completa y ocupada.El Empresario replicó: Yo soy un MBA de Harvard y podría ayudarte. Deberías gastar más tiempo en la pesca y con los ingresos comprar un bote más grande, con los ingresos del bote más grande podrias comprar varios botes, eventualmente tendrías una flota de botes pesqueros.

En vez de vender el pescado a un intermediario lo podrías hacer directamente a un procesador de pescado, eventualmente abrir tu propio procesador de pescado.Deberías controlar la producción, el procesamiento y la distribución. Deberías salir de este “pobre” pueblo e irte a la ciudad, luego a la capital y eventualmente al exterior, donde manejarías tu empresa en gran expansión.

El pescador preguntó, pero cuánto tiempo tarda todo eso? A lo cual respondió el empresario “entre 15 y 20 años”¿ Y luego qué ?El empresario se ríe y dijo ” que esa era la mejor parte”.Cuando llegue la hora deberías anunciar un I. P.O. ( Oferta Inicial de Acciones ) y vender las acciones en oferta al público.Te volverás rico, tendrás millones”.” Millones….¿y luego que?

Dijo el Empresario: ” Luego te puedes retirar. Te mudas a un pueblo en la costa donde puedes dormir hasta tarde, pasear un poco, jugar con tus hijos, hacer siesta con tu mujer, ir todas las noches al pueblo donde tomas ron y tocas guitarra con tus amigos”El pescador respondió, ¿acaso eso no es lo que tengo ya?


¿Qué te pareció? Cuando piensas en alguien exitoso ¿qué es lo primero que te salta a la mente?

¿Cuál es la definición que tomarás, la sajona o la romance?, ¿es el éxito otra cosa distinta a la que dicen los diccionarios o simple y llanamente el éxito no importa?

No soy nada fan de Paulo Coelho y hay que reconocer que esta historia ilustra muy bien lo que llamamos éxito y cómo lo vamos tergiversando.

Estamos en la era del “después de hacer esto, seré feliz”, cuando ser feliz está dentro de ti.

Toma 10 minutos de tu día a hacer nada. A no tener más estímulo que tus pensamientos. A atreverte a escuchar a tus demonios, que no son tal, sólo que así los llamaste porque le tienes miedo a tu ser y no hay nada más hermoso que tu ser.

Comparte y ayúdame a ser parte del cambio.

Lee También

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *